Weretilneck sobre la fruticultura: «Es necesario un plan integral»

El gobernador dijo que hasta ahora no se puso en marcha este plan por «falta de desición política de anteriores gestiones y la posibilidad de acceder a líneas de financiamiento». Weretilneck sobre la fruticultura: Es necesario un plan integral El gobernador Alberto Weretilneck consideró que la salida a la crisis estructural que enfrenta hoy la fruticultura no pasa por una respuesta puntual ya sea del Gobierno Nacional o del Provincial, sino por la efectiva puesta en marcha de un plan integral que abarque desde la chacra hasta la comercialización tanto en el mercado interno como el externo.

Manifestó al respecto que “es necesario poner en marcha el Plan Frutícola que contemple varias alternativas como un nuevo sistema de comercialización, la baja de costos de producción a partir de la mecanización y modernización, la implantación de nuevas variedades acordes a los requerimientos de los consumidores, y la apertura de nuevos mercados”.

“Hasta ahora no ha sido posible la puesta en marcha de este plan por diversas razones, como la falta de decisión política de anteriores gestiones nacionales y la imposibilidad de acceder a líneas de financiamiento externo que lo hagan posible. El país recién está accediendo a nuevos mercados internacionales de crédito, y lamentablemente una reestructuración productiva de este tipo no lo puede financiar solamente la Provincia o la Nación, porque el recupero de esa inversión es a mediano y largo plazo. Es imperioso conseguir el acompañamiento de entidades internacionales que permita a nuestra fruticultura encarar los cambios urgentes que se requieren”, manifestó.

Weretilneck recordó que “la crisis de la fruticultura no responde a una sola causa. Como cualquier crisis estructural, los motivos son varios. En primer lugar, hay que tener en cuenta la necesidad de implantar nuevas variedades fundamentalmente de manzanas, que son requeridas por las nuevas tendencias de los consumidores; se le suma la fuerte competencia que se está dando con los productores de otros países y también la feroz competencia en el mercado interno. Sin fruta de calidad, es imposible competir”.

“Es necesario también corregir la estructura de costos del complejo, desde las tareas culturales hasta la venta final, que actualmente le han quitado la rentabilidad al productor. Está claro que la ineficiencia de todo el complejo frutícola la termina pagando el productor, lo que significa pérdida de inversión en las chacras y esto redunda en menor calidad del producto. Y sin calidad, no es posible competir”, insistió.

El Gobernador también hizo especial hincapié en los problemas generados en todo el circuito de comercialización de los productos, con un gran precio final pero nula rentabilidad para el productor. “Como todos los productos primarios en Argentina, el gran problema es la comercialización. Como pasa con la leche y los demás productos primarios, la cadena de intermediación se queda con la rentabilidad”. Fuente: diario La Mañana Cipolletti.

Suscribite a nuestro newsletter