Langostinos: Sostén de Empleo e Impulso Económico en la Zona Atlántica de Río Negro

En un significativo avance para la economía local, la provincia de Río Negro ha asegurado, a través del Consejo Federal Pesquero, una cuota social de 3.500 toneladas de langostinos. Este logro representa una oportunidad crucial para la región atlántica rionegrina, que verá el sostenimiento de cientos de puestos de trabajo y un fuerte impulso en su matriz productiva, especialmente en localidades como San Antonio Oeste.

El ministro de Desarrollo Económico y Productivo, Carlos Banacloy, celebró esta conquista afirmando: “Acceder a la cuota social de langostino representa para Río Negro el sostenimiento de cientos de puestos de trabajo en la zona atlántica rionegrina y el impulso de localidades como San Antonio Oeste, que su matriz productiva ubica a la pesca como uno de los motores de la economía local”.

Este avance es el resultado de esfuerzos conjuntos y de una planificación estratégica por parte del gobierno provincial, que ha trabajado intensamente para asegurar esta cuota social. La reserva permitirá que, por primera vez en mucho tiempo, la provincia cuente con una asignación tan significativa de langostinos, destinada exclusivamente a buques designados por el gobierno provincial.

Una de las características destacadas de este acuerdo es que los langostinos, independientemente de si son capturados por barcos rionegrinos o no, deberán ser procesados en San Antonio Oeste. Esta medida garantiza que el valor agregado del procesamiento beneficie directamente a la economía local, promoviendo la creación de empleo y el fortalecimiento de la infraestructura productiva en la región.

Además, se ha establecido que la descarga de estos langostinos deberá efectuarse exclusivamente en los puertos de San Antonio Oeste y Este, lo que refuerza la centralidad de estas localidades en la cadena productiva y logística del sector pesquero de la provincia.

El impacto de esta medida no se limita solo al ámbito económico. También se espera que tenga un efecto positivo en la cohesión social y el desarrollo comunitario, al proporcionar empleo estable y contribuir al bienestar de las familias que dependen de esta actividad.

Este logro subraya la importancia de la pesca en la economía de la provincia y refuerza la necesidad de seguir desarrollando políticas que promuevan la sostenibilidad y el crecimiento del sector. Con la cuota social de langostino, Río Negro no solo asegura la continuidad de una actividad productiva clave, sino que también apuesta por un futuro más próspero y equilibrado para sus comunidades costeras.

Suscribite a nuestro newsletter