Conflicto Gremial en Puerto Coronel, Chile, Causa Pérdidas Millonarias a Exportadores de Frutas Argentinos-audio: Micolás Sanchez. presidente de CAFI.

Audio: presidente de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI), Nicolás Sánchez

En medio de un escenario de tensión laboral en Puerto Coronel, situado en la región de Bio Bio en Chile, exportadores argentinos de frutas enfrentan pérdidas superiores a los 3 millones de dólares. Este conflicto ha paralizado las actividades en el puerto, una pieza clave en la cadena logística que conecta la producción de manzanas y peras del Alto Valle de las provincias de Río Negro y de Neuquén en Argentina con los mercados internacionales.

El presidente de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI), Nicolás Sánchez, conversó en exclusiva con este medio para abordar las consecuencias devastadoras de esta paralización. “La situación en Puerto Coronel ha generado graves problemas en toda la cadena logística del Pacífico”, comentó Sánchez. “Para Argentina, esto se traduce en pérdidas significativas en términos de costos de servicios de transporte, portuarios, comerciales y, sobre todo, de la producción frutícola que ahora se encuentra varada en ese puerto”.

Según Sánchez, la magnitud del impacto se hace evidente al conocer que más de 120 contenedores, muchos de ellos cargados con jugo concentrado de fruta, están actualmente detenidos en la terminal portuaria. Esta situación no solo representa una pérdida económica para los exportadores argentinos, sino que también compromete la calidad y frescura de los productos perecederos, poniendo en riesgo años de esfuerzo y trabajo de los productores frutícolas de la región.

El conflicto gremial en Puerto Coronel ha dejado en evidencia la fragilidad de la red logística internacional en la que confían los exportadores de frutas argentinos. Más allá de las pérdidas monetarias, esta crisis resalta la importancia de encontrar soluciones rápidas y efectivas para evitar interrupciones en la cadena de suministro, asegurando así la competitividad y sostenibilidad de la industria frutícola en la región.

En este contexto, las autoridades argentinas y chilenas han sido instadas a buscar una pronta resolución del conflicto, priorizando el restablecimiento de las operaciones en Puerto Coronel y la mitigación de las pérdidas económicas para los productores y exportadores afectados. Mientras tanto, los ojos de la industria frutícola permanecen atentos, esperando con ansias una solución que permita recuperar el flujo normal de comercio y salvaguardar el futuro de un sector vital para ambas naciones.

Suscribite a nuestro newsletter